preguntas y respuestas…triviables

Es muy poderoso enviar mensajes por la vía lúdica. Cuando jugamos, cuando nos divertimos, cuando algo nos atrapa y lo seguimos, es más fácil comprender, cuestionarnos, aprender.

Ese es el objetivo de la trivia. Pero diseñar una buena trivia con estos objetivos tiene sus retos.

Un primer nivel es que se antoje jugar. Para ello el título debe ser atractivo y en el lenguaje debe ser apropiado para los que buscamos contesten la trivia (en principio es gente que está en sus redes sociales de FB). Así que primero hay que pensar en el público: ¿cómo nos comunicamos con ellos en la vida diaria y qué les interesa? Una buena imagen para la trivia también ayuda.

Para comunicar solo tenemos 10 preguntas y sus 4 respuestas. Así que van los tips:

  • Diseñar preguntas puede ser simple: cada pregunta tiene que ponerte a pensar un poco, sin que te des cuenta (es un juego, aunque sea serio, tiene una dimensión “light”),
  • pero… no se puede pensar la pregunta aislada, sin pensar las respuestas al mismo tiempo.
  • Y… no se pueden resolver las preguntas separadamente, porque todas son una unidad que junta debe apuntar hacia el objetivo.
  • Ah… pero las respuestas ¡ahí está la clave! Las posibles respuestas a cada pregunta ¡son el espacio para ofrecer información al jugador! ¡son el espacio para informarlo! ¡son la oportunidad que tienen para ofrecerle al jugador elementos para conocer y reflexionar sobre un tema!

 

  • Las posibles respuestas son muy relevantes. Algunas cosas importantes:
    • Procuren evitar respuestas del tipo “si, no, a veces”. No ofrecen NADA de información al jugador.
    • Las preguntas del tipo “una vez al mes, una vez al año, diario” que implican rangos son solo útiles cuando hay preguntas en la trivia que tocan a los hábitos del jugador. No ofrecen información sobre el tema, pero ponen a pensar al jugador en su vida. No abusen de ellas.
    • Una buena trivia tiene elementos que convocan a los hábitos y otros que convocan al saber, esto es, que lo ofrecen modos de pensar lo que saben.
    • Recuerden dar información: es en las respuestas en donde puede haber información. Eso es clave para un producto comunicacional. Buscamos que la gente se lleve información, preguntas, algo que “masticar”.
    • trivia2
    • Eviten las preguntas por las CREENCIAS (tipo “crees qué”, “tú qué opinas sobre”, etc.) de las personas. Todo el mundo es libre de creer lo que quiera, por tanto no pueden ponderar las preguntas por creencias u opiniones, no pueden darles valor. Pueden encontrar maneras de redactar alternativas.
    • trivia1b
    • Tampoco se vayan al otro extremo preguntado cosas imposibles de contestar ¡piense en su público! Una trivia, por su carácter lúdico, siempre es para un público amplio, aunque puede haber matices por edad o intereses. Esta es una pregunta “imposible” que alguien propuso alguna vez: “¿Cuál es la causa que niegan acerca de la transformación que está teniendo la sociedad contemporánea la antropóloga Sibilia y el profesor Rendueles?” ¡Si no es examen!
    • Cuiden también que sus preguntas sean para su público. Por ejemplo, asumir que conocen una tecnología concreta de ingeniero, reduce el público. Puede ser, claro, si eligen un público especializado (y es posible, sus redes personales seguro tienen muchos ingenerios).
    • Cuiden de no asumir que su público usa herramientas, aparatos o tiene ciertos hábitos que quizá no tiene. Por ejemplo “¿Cada cuánto cambias de Smartphone?”, asume que tienes un Smartphone. O “¿Cuáles de las siguientes formas de protección de datos personales usas en tu cuenta de Instagram?” asumen que usan Instagram. Si alguna pregunta de ese tipo fuera necesaria, siempre ofrezcan la posibilidad de decir “no uso”, “no tengo”. El problema es que ponderar eso se vuelve complejo (las herramientas para trivias son muy simples).
    • Recuerden que las trivias no le presentan al jugador los resultados por cada pregunta. El jugador no sabrá si lo que dijo está “bien o mal” (¡no es examen!), solo le dirá al final que pertenece a un grupo (de 4, pero eso tampoco lo sabrá) con ciertas características.

Finalmente: el mensaje al cierre. Recuerden hablarle a la gente directo, en un tono apropiado para el público.

trivia3